domingo, 18 de diciembre de 2011

Un palo grande

Sevilla 2 - 6 R. Madrid

Ayer lo vi en casa, en pijama y bien tapada con una manta, pero aún así el frío se me metió en el cuerpo con cada gol. Se me erizaba todo el cuerpo. Además no es que jugasen mal ni nada por el estilo, porque en la primera parte estuvieron genial

Tuvieron muchísimas oportunidades, corrían, jugaban, robaban balones... Vamos, a mi parecer uno de los partidos que mejor han hecho, pero no han tenido suerte a la hora de que entrasen los balones.

Sufrí con cada gol que nos metieron y hasta casi el último momento no perdí la esperanza de que remontasen, porque sé que pueden hacerlo y confío en ellos, pero no pudo ser... Nos queda el partido de vuelta. Y recuerdo que el 7 de diciembre de 2008 en el campo del Madrid les ganamos con un 3 - 4. Y sé que podemos repetirlo, porque tengo fe en ellos.

Porque tengo el corazón rojo y blanco y sé que eso lo puede todo.

No hay comentarios: